Post example

January 30, 2019 1:57 pm Published by

La costa mediterránea tiene vestigios de asentamientos de diferentes culturas.

De una parte los iberos , procedentes de Asia central, podemos observar un poblado ibero en Calafell donde se recrea su vida y costumbres, y celtas , estos últimos de la Europa central
En Olèrdola también encontramos interesantes restos de su paso, son las tumbas de piedra talladas en el suelo

También griegos y fenicios navegaron y establecieron asentamientos en nuestras costas para vender  o cambiar sus telas, tintes, etc., (por ejemplo, púrpura extraído de un molusco en sus orillas).

Los romanos
La civilización romana, heredera en muchos aspectos de Grecia, crearon un sistema organizado de reglas y leyes aun cuando el derecho romano.
Significativo fue su contribución a la arquitectura y la lengua, el latín, introduciendo al mismo dondequiera que iban.
Poderosas tribus enemigas desuevos, vándalos, alanos y godos emergieron en Europa y África y en sus colonias de lo que hoy es Túnez.
Los cartagineses, con Aníbal al frete, se rebelaron y decidieron atacar a Roma. Esto formó un gran ejército, en el que incluyo los elefantes temibles traídos de África central.
Se fue con sus naves el estrecho de Gibraltar, y se dirigió con su ejército a lo largo de la costa. sin cofrecer las colonias ibéricas mucha resistencia.
La gran dificultad era  cruzar los Alpes llenos de nieve con sus elefantes.
Los romanos por su parte, se dieron cuenta de que un gran ejército tan grande necesitaria grandes cantidades de suministros
Para cortar este suministro se formó un ejército que se embarcó en sus barcos a tierra en un punto de Iberia, Tarragona

Anibal debilitado por el frío y la falta de suministros decidió retirarse.
Más tarde, los romanos atacaron y arrasaron las ciudades del norte de África que se atrevieron a rebelarse.
Los romanos decidieron conquistar la Península Ibérica y Tarraco se convirtió en la capital y el puerto de salida hacia Roma.

Durante el mucho tiempo que permanecieron en Hispania, los romanos  impusieron su cultura,  idioma y  arquitectura.
Hay magníficas obras de ese momento que todavía se conservan, un circo, ahora visitable, un templo a los dioses donde posteriormente se construyó la catedral actual. Se mantine en buen estado el arco de triunfo construido en honor del emperador, que se encuentra en Roda de Bara, y un acueducto para llevar agua a la ciudad.
Las tribus ibéricas, deslumbrados por el lujo romano  empezaron a aceptar la vida, la lengua y las costumbres romanas.
Para mejorar la comunicación se construyo  la Vía Augusta hasta Roma, visible en algunas secciones a través del Penedes, fueron construidas
villas a lo largo de este camino que podría servir como zonas de descanso para los caballos .